Imprimir

Beneficio saludable

Beneficio saludable

Beneficio saludable

¿QUE HACEN LAS TIREFLOPS POR LA SALUD DE TUS PIES?

IMG_2018

Para empezar, vamos a delimitar cuáles son los criterios que definen un zapato saludable:

  • Una plataforma completamente plana del talón a la punta que favorezca un soporte natural del arco.
  • Una suela flexible que favorezca el aumento de la fuerza del pie.
  • Una puntera lo suficientemente ancha que permita la extensión natural de los dedos.
  • Además cuanto más simple es el zapato, es mejor para el pie ya que éste, en la mayoría de los casos, es por sí mismo fuerte y estable
  • También es una característica positiva que el zapato esté abierto en su parte superiorpara que el pie esté expuesto al sol y al aire, lo que le proporciona un espacio más saludable (por supuesto, siempre tomando en consideración el clima).

Por tanto, si tomamos en cuenta estas características, las chanclas cumplen todos los requisitos para ser un calzado saludable.

En la mayoría de los casos son un medio importante para fortalecer el pie y, de este modo, prevenir muchos de sus problemas crónicos.

ESTUDIOS E INVESTIGACIONES

Cuando nos ponemos a buscar entre las investigaciones realizadas, es fácil encontrar muchos artículos que hablan de lo perjudicial de este calzado. Pero, como en la mayoría de los casos, también hay estudios que promulgan lo contrario. Esto crea confusión en el consumidor que busca consejo para tomar la decisión más adecuada.

Por buscar un ejemplo, existe un estudio, apoyado por el National Institute of Health y realizado por la Dra. Najia Shakoor, que examinaba los efectos de algunos tipos de calzado común en la osteoartritis de rodilla.

Este estudio dice lo siguiente:

“Sabemos que andar descalzo mejorar la carga en la articulación de la rodilla, pero ¿diferentes tipos de zapatos tendrán efectos diferentes en ella?”

La Dra. y su equipo, advierten que, aunque se trata de estudios preliminares, parece que el calzado plano y flexible puede ayudar a disminuir la carga en la rodilla, comparándolo con otro menos flexible o con tacón alto.

¿QUÉ OBSERVAMOS EN EL MUNDO REAL?

Durante milenios, el hombre ha usado chancletas. Eso es un hecho. Y nosotros ahora, cuando buscamos estudios e investigaciones, obviamos esa evidencia basada en tradiciones de miles de años. Es más, las chancletas se siguen usando desde hace miles de años en lugares como Asia, África y Sudamérica.

las chanclas son el calzado habitual en muchos lugares del mundo

En la actualidad, en los países en desarrollo, entre los usuarios de este y otros calzados similares, existe una mejor estructura y salud de los pies. De hecho, tomando como ejemplo los trekkings en Nepal, los que se quejan de dolor en los pies son los occidentales con sus botas rígidas.

En estos países se observa de primera mano lo común que es este calzado y el hecho de que no existan los problemas de pies que están tan extendidos en nuestra sociedad.

La Asociación Americana de Podología dice que un 77% de adultos de más de 18 años han tenido problemas de dolores de pies, mientras que un estudio realizado en China e India en 1949 reveló que sólo el 9% de las personas estudiadas (algunos de los cuales nunca habían llevado zapatos o únicamente unas sandalias planas y ligeras) tenían problemas de pies ( y la mayoría era problemas de piel, no músculo-esqueléticos)

Las chanclas se usan mayoritariamente en los países en desarrollo y la plaga de problemas en los pies que vemos en Occidente es mucho menor en estas sociedades. Si este calzado produjera problemas de salud en los pies, sería de esperar que muchas personas en esos países los sufrieran. Pero, claramente, ese no es el caso.

Por tanto, cuando estés recopilando información sobre este u otros temas de salud, es muy importante que realices tu propia investigación observando lo que pasa en el mundo real, no solo lo que dicen los estudios.

¿QUÉ PROBLEMAS PUEDEN SURGIR?

La idea es que las chanclas pueden ser positivas para la salud del pie pero siempre que se den ciertos criterios en ellas.

Primero, el sistema de tiras debe ser lo bastante ajustado para evitar que la chancleta se deslice fuera del pie. Uno de los problemas que puede dar este calzado es que, si es demasiado flojo, tenemos que flexionar en exceso los dedos del pie para mantenerlas en su sitio. Hay que buscar unas que se ajusten bien a la parte delantera del pie para evitar el llevar continuamente los dedos en garra. O incluso mejor, elegir unas que tengan una tira en el talón que nos mantenga el pie en su sitio.

Otro aspecto a tener en cuenta es el diseño de las chanclas. Algunas tienen el tacón elevado, suelas rígidas o la puntera elevada, entre otros diseños problemáticos. Es mejor elegir undiseño básico que constituya un calzado saludable cuando compremos zapatos, incluyendo las chancletas.

Además la mayoría de nosotros llevamos zapatos cerrados durante los meses fríos y la transición a las chanclas en los meses más cálidos puede ser un tanto brusca, especialmente en lo relativo a pasar de los tacones a un par de chanclas sin nada de tacón.

Un problema posible de esta rápida transición ocurre en el talón de Aquiles.

Esta transición hacia las chanclas planas debería ser gradual para que el cuerpo pueda adaptarse y se minimicen los riesgos de lesión.

El último punto sería respetar las limitaciones propias de este tipo de calzado. En la mayoría de los casos no están creadas para situaciones de alta intensidad. En general funcionan mejor en situaciones como en la playa, la casa o paseos por la ciudad.

Es muy importante además cambiarlas por unas nuevas cuando la suela se desgasta para evitar problemas.

Por otra parte, hay que tener cuidado con las posibles heridas que se pueden producir por el diseño abierto de la chancleta, así como recordar la protección solar en el caso de estar al aire libre.

Y, en último caso, el conducir con chanclas puede ser peligroso si éstas se nos resbalan del pie o se nos enganchan en los pedales.

CONCLUSIÓN

¿Son o no son saludables? Pues depende de varios factores:

  • El diseño de la chancleta y si el sistema de tiras es suficientemente ajustado.
  • También de la preparación del sujeto que usa este tipo de sandalia.
  • Si los criterios de calzado saludable se cumplen y la transición se hace de maneragradual, entonces pueden ser una opción de calzado para la temporada más cálida que permite al pie funcionar de la manera para la que está diseñado. Es decir, los dedos estarán bien extendidos, los músculos del pie serán fuertes y estarán equilibrados y el arco será fuerte y estable, todo lo cual va a prevenir dolores y problemas.

shield-451557_1280expositorTIREFLOPS

 

NOTA: Articulo extraido y adaptado de QUIROPRACTICA AGOTE   

https://quiropracticaagote.wordpress.com/